Love
7.6Nota Final
Historia6
Personajes9
Comedia7
Empatía con Gus y Mickey8.5
Puntuación de los lectores 11 Votos
6.5

Con lo complicado que es el amor y lo bien que se refleja en Love, cuesta creer que la nueva serie de Netflix se conformara con un título tan aséptico, tan sobrio, ten genérico y tan alejado de lo que luego se puede ver en los diez episodios que conforman su primera temporada. Superado ese detalle, todo lo demás es decididamente motivador.

El amor responde a muchas cosas, pero nunca a la lógica, porque donde acaba una empieza el otro. Por eso, es aconsejable no tratar de entender a ninguno de los protagonistas de Love, Gus (Paul Rust) y Mickey (Gillian Jacobs), dos treintañeros de Los Ángeles que han fracasado en sus recientes relaciones de pareja y que se cruzan por accidente tras una noche en la que ambos han sufrido “experiencias amorosas” traumáticas.

Son, por lo tanto, dos seres humanos heridos, uno por su irritable bondad que lo aleja de ese prototipo de chico malo que tanto atrae a las mujeres, y la otra por una preocupante tendencia a la autodestrucción que la lleva a tropezar una y otra vez con las mismas piedras. Y ambos están en esa conocida fase post-ruptura en la que no tienen ni idea de qué hacer con su vida. Eso sí, acaban de descubrir que se tienen el uno al otro. Y que se entienden. Y que incluso podrían llegar a gustarse. ¿Podrían llegar a gustarse?

love-netflix-1

Creada por Judd Apatow (Girls), Love es una comedia romántica de corte clásico que transcurre en un contexto moderno y con dos protagonistas que no son Hugh Grant y Sandra Bullock, precisamente. Se nota, además, que es una serie creada bajo el paraguas de Netflix, ya que no tiene corsés de ningún tipo: el primer episodio se va hasta la hora de duración y tiene mucho más drama que comedia, mientras que los siguientes duran aproximadamente la mitad y sí se adaptan más al concepto que conocemos de sitcom.

Como decíamos, Love es un título excesivamente genérico para una serie que define esa indescriptible explosión de sentimientos que se produce cuando nos enamoramos. Pero, ante todo, Love es una comedia sobre los procesos que tiene el amor, conocidos y experimentados por todos alguna vez, lo que facilita que empaticemos con Gus y Mickey. Hablo de ese primer mensaje que reescribes diez veces antes de enviarlo, de la primera cita, de esa confesión que no querías hacer pero que se precipitó desde tu interior, de todos los miedos que surgen al mínimo gesto de duda de la otra persona o de los absurdos consejos de tus amigos, que sabes que han estado en esa situación y que también metieron la pata. Love es ese viaje por la irracionalidad.

Sincera, divertida, cruda, absurda y con un toque hipster, la nueva comedia de Netflix se parece más a Togetherness (HBO) que a The Big Bang Theory (CBS), aunque comparte género con ambas, por su aroma nostálgico y porque suele acompañar el momento cómico con una inyección de realismo. A destacar también el papel que juega Los Angeles en la serie, así como el desempeño profesional de cada uno de los protagonistas: Gus es profesor de una niña actriz que no encuentra momento para los estudios y Mickey es productora de un programa de radio comandada por un incompetente.

Desde Netflixados recomendamos su visionado por el excepcional trabajo de Gillian Jacobs y Paul Rust, a los que es imposible no coger un cariño enorme, por resultar sinceramente cercana y porque huye de convencionalismos. Antes de empezar, Love consiguió la renovación por una segunda temporada, así que en 2017 tendremos nueva entrega de esa irracionalidad que se empeñan en llamar amor.

Deja un comentario

No Hay Más Artículos