Ha vuelto
6.2Nota Final
Historia6.2
Humor3.7
Interpretaciones5.9
Crítica social8.8
Puntuación de los lectores 2 Votos
6.5

Sería complicado elegir al personaje más representativo del siglo XX, pero sería aún más difícil negarle un lugar entre los candidatos a Adolf Hitler. Su figura sigue dando coletazos ocho décadas después de su entrada en la escena política europea, y queda demostrado con Ha vuelto, película germana basada en un libro del mismo nombre y de la que el dictador alemán es el epicentro absoluto. La trama arranca con la aparición de Hitler en un parque, en el terreno que en los años 40 ocupaba el búnker donde murió.

El Führer se despierta conmocionado y sin ser consciente de que está en pleno siglo XXI, así que sus primeros pasos por el Berlín actual son erráticos, tratando de comprender qué narices le ha pasado a su país… y dónde se han metido los soviéticos. Rápidamente se cruza con Fabian Sawatzki, un cámara con poca fortuna que cree encontrar en él la manera de salvar su trabajo. Juntos emprenderán una aventura televisiva con altos y bajos, pero que pondrá todos los focos de un país sobre Hitler

Con esta premisa arranca una película que se mueve básicamente en el terreno de la comedia, ya que las situaciones que tiene que afrontar un Hitler absolutamente desubicado y constantemente confundido con un actor-imitador invitan a ello. Sin embargo, la parte interesante de Ha vuelto no es su vena cómica, sino la lectura social que va dejando en segundo plano. El Hitler al que da vida el alemán Oliver Masucci rápidamente se aclimata a la nueva realidad y ve en algunas herramientas modernas un potencial tremendo, especialmente en la televisión y en internet. Es muy interesante tanto su desarrollo como las diferentes reacciones que va suscitando en el público. Una sociedad que abraza personajes e ideologías muy discutibles sin sonrojarse apenas, pero que al mismo tiempo los descarta por motivos mucho menos escandalosos.

La mezcla de comedia de base con crítica social de fondo no es una fórmula nueva; el problema en este caso es que en lo primero falla con bastante estrépito. Muchas de las situaciones que presenta la película son, además de poco graciosas, directamente forzadas. Tampoco ayuda mucho el nivel interpretativo de algunos miembros del reparto… Sí funciona Masucci, convincente en su papel de Hitler.

Por lo demás, Ha vuelto es buen ejercicio de política-ficción, sociedad-ficción, o como se quiera llamar. No por realista: si Hitler levantase la cabeza no creo que las cosas fueran como en la película. Pero sí por la capacidad que tiene para hacernos reflexionar sobre lo que significa el liderazgo por encima de los ideales, y sobre el papel de los nuevos medios en todo esto.

Deja un comentario

No Hay Más Artículos